..

...

Lunes 11 de Mayo

Manejar a los niños en casa

En estos días que estamos más tiempo en casa con nuestros hijos, es posible que nos encontremos con nuevos retos. Ya no solo somos padres y profesionales, sino que nos toca ser padres, profesores, profesionales, cocineros, limpiadores, etc. Para poder llevar estos días con un poco más de calma con nuestros hijos aquí tenemos algunas pautas.

  1. Ponerse expectativas realistas:
    Es de suma importancia mantener tus expectativas lo más realistas posibles. Si su hijo en el colegio pasaba 5 horas hay que plantearse la siguiente pregunta “¿Puedo yo durar 5 horas dándole clases a mi hijo?” La respuesta es probablemente no, ya que ningún profesor se pasa todo el tiempo, sin descanso dándole clases a los niños y teniendo que cumplir con otros roles a su vez. Traten de sacar un tiempo del día para trabajar la parte académica del niño, pero no se pongan una meta no realista de compararse con colegio.
  2. Organizar por prioridades:
    ¿Qué es lo más importante en este momento? Todos los niños tienen diferentes retos sin embargo sabemos que las batallas se pelean una a la vez y no todas al mismo tiempo. Pregúntate lo que prefieres lograr primero en orden de prioridad y trabaja sobre eso primero. Hoy en redes sociales hay muchos padres publicando que “hacen muchas cosas” con sus hijos o diciendo que sus hijos “no hacen otras cosas”. Si quieres tratar una actividad nueva con tu hijo está bien, pero si tienes retos con tu hijo actualmente quizás sería preferible combinar el trabajo de alguno de esos retos con actividades divertidas, en lugar de convertirse en un padre que se la pasa exigiendo cosas.
  3. Planificar el día:
    Todo el mundo se encarga de manejar su propio tiempo o de tener la mayor cantidad de información de lo que trae su día. Incluso a los niños en los colegios les ponen a seguir un horario de todo lo que se espera que el tenga en ese día. En casa preferiblemente no sería la diferencia, cuando no le decimos a los niños lo que se espera que el hagan ellos hacen sus propios planes (cosas que si les gustan). Por eso debemos informarle que va a haber momentos en los que hay que hacer tarea, hay que comer y que habrá momento de juego. Muchos niños se manejan excelente con horarios visuales.
  4. Ser flexible:
    El colegio tiene una estructura usualmente rígida sin embargo la casa no tiene por qué serlo. En los colegios si un estudiante tiene dificultad en una clase y no la termina, la clase se acaba y tiene que terminarla en otro momento. Sin embargo, en casa hay mayor libertad no hay porque parar una actividad después de 45 minutos si el niño está teniendo dificultad con la misma. Sería preferible que el niño entienda todas las tareas que se les presente en vez de que simplemente curse la clase y ya.
  5. Divertirse:
    Todo el mundo para ser productivo necesita tiempo de ocio y los niños no son la diferencia. Hagan actividades divertidas juntos, compartan intereses. Esto no solo los ayudará a fortalecer el vínculo que tienen, sino que ayudará a que el niño este menos resistente en los momentos que haya que hacer cosas no divertidas.

Desirée Romero

Psicóloga Clínica
@desireeromeroma


Agrega un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

4 × 1 =