..

...

Viernes 30 de Agosto

El arte: medio de expresión del alma

En muchas ocasiones hemos escuchado que el arte es un lenguaje universal, y así es. El arte nos permite percibir mensajes que otras personas han querido (o no) transmitir; nos despierta emociones y significados, sin ni siquiera conocer al interlocutor. El arte es un medio noble, que nos permite canalizar las emociones y las experiencias más profundas, aquellas a las que usualmente las palabras les quedan cortas.

Desde la antigüedad clásica, se conocían las características terapéuticas de las artes, aunque la formalización de su uso terapéutico sucediera algunos siglos más tarde, luego de la segunda guerra mundial. El arte en sus diferentes manifestaciones (plástica, música, danza y movimiento, teatro, y otras) es una herramienta invaluable para el procesamiento de situaciones difíciles y de las emociones que surgen en esos, y ha encontrado cabida dentro del campo de la salud mental con el desarrollo de las terapias artísticas: arteterapia, musicoterapia, danza-movimiento terapia, psicodrama, entre otras.

El objetivo de las terapias artísticas es que la persona pueda externalizar vivencias, recuerdos o emociones a través de un medio artístico de manera simbólica. Cuando la persona hace esto, puede darse cuenta de aspectos de los cuales no tenía conciencia, otorgar significado a lo que ha vivido y empezar a procesarlo para ver las cosas desde otro punto de vista.

Cuando se hace en un espacio terapéutico, el profesional actúa como espectador y facilitador del proceso, brindándole la oportunidad a la persona de hacer esos descubrimientos. Pero las artes no solo se usan dentro de la terapia;  la persona por si misma puede utilizarlas como una manera de expresar, o como una herramienta para la regulación emocional y la relajación.

Algunas personas se cohíben de incursionar en estas técnicas porque piensan que no son buenos en las artes. Sin embargo, no se trata de que quede bien desde el punto de vista estético. Se trata de conectar con las propias emociones y expresarlas tal y como vengan. Lo  maravilloso de esto es que no hay jurados, solamente la persona con sus sentimientos y su obra. El arte siempre estará disponible para contenernos.

 

Perla Navarro Vásquez

Psicóloga

Grupo profesional psicologicamente

@GruposInside


Agrega un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

19 − 5 =