..

...

Sábado 29 de Junio

Como hablarle a mi hijo acerca de la muerte

A pesar de que la muerte es parte del ciclo de la vida, ya que a todos nos llegará el momento de dejar este mundo, y hemos pasado por la tristeza de perder a un ser querido; el tema de la muerte sigue siendo difícil de manejar y asimilar, sobre todo de cara a los niños.

La forma en la que manejamos y entendemos la muerte tiene mucho que ver con la cultura a la que pertenecemos, así como lo que hemos vivido en nuestro seno familiar.  De tal manera, como afrontamos la muerte de un ser querido, como elaboramos el duelo y manejamos las emociones que trae consigo vivir una perdida, es un patrón que van siguiendo nuestros hijos, aun cuando no se les diga de manera explícita lo que sucede a su alrededor.

Ahora bien, es necesario que los adultos a cargo puedan asumir de manera consciente y activa la tarea de hablar a los niños sobre la muerte, porque esto ayuda a que los niños elaboren el duelo de forma sana, y continúen con sus vidas, siendo capaz de disfrutarla a pesar de la pérdida.

Cuando nos toca explicar a nuestros hijos lo que ha ocurrido, hay más preguntas y dudas que respuestas: ¿Cómo se lo digo? ¿Qué le digo? ¿Debe participar en el funeral? ¿Cuándo se lo digo? ¿Qué tantos detalles debo darle? ¿Quién lo dice?

Algunos aspectos a tomar en cuenta a la hora de hablar a los niños sobre la muerte

  1. Tomar en cuenta la edad del niño, mientras más pequeños, es necesario que las explicaciones sean concretas:
  • Todas las personas van a morir un día
  • Quien muere deja de respirar, su cuerpo ya no funciona
  • No depende de ti o de mí. Muchas veces los niños tienden a sentirse culpables o responsables por la muerte del ser querido, sobre todo si es papá o mamá, relacionan algún hecho o acción que entienden fue la razón de la muerte, por tal razón es necesario dejar claro que la muerte es algo que nadie puede controlar.
  1. Comunicar lo antes posible lo sucedido, y quien lo haga, es importante que sea una persona conectada emocionalmente con el niño/a.
  2. Evitar utilizar metáforas como : se fue a otro lugar, u otro mundo, ya que el niño puede quedarse con la idea de que la persona va a regresar en algún momento, en tal sentido, debe quedar claro que la muerte es “irreversible”, definitiva.
  3. No es el mejor momento para dar explicaciones relacionadas a la religión como “ Dios lo quiso así” pues esto puede causar más confusión .
  4. Es importante que los niños participen en los rituales de despedida, pues afrontar la perdida en compañía de los seres queridos, acompañados, hace que la elaboración del duelo ocurra más rápido y de forma adecuada.
  5. ¿Qué si debe asistir al funeral y entierro? Sí, siempre y cuando el niño quiera hacerlo y acompañado de alguien cercano que lo pueda contener. Se le debe explicar al niño de qué se trata, qué va a pasar ahí, que verá, lo que posiblemente pueda sentir, todo esto antes de que vaya al lugar.
  6. Responder a todas las dudas y preguntas que tenga el niño, esto les proporciona seguridad y tranquilidad.

Los padres se preocupan de que los niños les vean llorar y suelen evitar ser vistos por ellos, sin embargo, es un momento para enseñarles que las emociones son parte del proceso, que es normal sentirse tristes y frustrados ante la muerte de un ser querido, de esta manera les damos permiso a ellos para que puedan también externar sus sentimientos y llevar el proceso de duelo….

Sin duda no podremos evitar el dolor, pero sí podemos explicar y acompañar para que el proceso sea más llevadero, menos traumático.

Lic. Odalis Carvajal Psicóloga Clínica

Maestría en Psicología Clínica Infantil y Adolescente.


Agrega un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dos × 2 =